Qué dice el creador de la Web sobre la “Web 2.0″

Web 1.0 was all about connecting people. It was an interactive space, and I think Web 2.0 is of course a piece of jargon, nobody even knows what it means. If Web 2.0 for you is blogs and wikis, then that is people to people. But that was what the Web was supposed to be all along.

Tim Berners-Lee

Desde luego, el mejor remedio contra la manipulación es la información. El que quiera entender, que entienda.

ACTUALIZACIÓN (16 de diciembre):

Traduzco (libremente y sin garantías) la cita para mayor claridad:

Todo lo que trataba la Web 1.0 era de conectar personas. Era un espacio interactivo, y creo que hablar de Web 2.0 es, por supuesto, una cuestión de jerga, nadie sabe lo que significa. Si Web 2.0 es para ti blogs y wikis, entonces es conectar personas. Pero eso es lo que la web siempre ha sido.

La crisis de la web 2.0

Pensaba escribir un post sobre la crisis de la Web 2.0, pero mis argumentos coinciden en gran medida con los de un artículo de Manuel Trincado en WinRed que te invito a leer.

Por una parte, las crisis marcan cambios de ciclo. La crisis de las puntocom terminó un ciclo, y aunque el escenario es diferente, muchas situaciones y errores de la época se están repitiendo. Sobre todo la existencia de una burbuja.

La crisis actual del capitalismo (crisis económica, financiera, inmobiliaria, etc) afecta a la inversión en publicidad, fuente esencial de ingresos de una gran parte de las empresas de la Web 2.0

Una cuestión que me gustaría tratar, y que Trincado no comenta en su artículo, es la naturaleza de la web 2.0 en el contexto de esta crisis (muchos cuestionaréis que haya tal crisis). Es decir, en el artículo se habla de la Web 2.0 como una nueva oleada de empresas que hacen su negocio en la web, de una forma distinta a las puntocom. Cambia el modelo de negocio, cambian las vías de ingresos, pero el modelo de actividades y la finalidad se mantiene en muchos casos.

Recordemos qué es la web 2.0. En la entrada de Wikipedia al respecto, con la que no estoy de acuerdo casi en nada, hay una frase que me sí gusta bastante:

En general, cuando mencionamos el término Web 2.0 nos referimos a una serie de aplicaciones y páginas de Internet que utilizan la inteligencia colectiva para proporcionar servicios interactivos en red dando al usuario el control de sus datos.

Es decir, la web 2.0 y la web 1.0 pueden coexistir. La web 2.0 no es tan 2.0, ya que no es una evolución de las tecnologías ni deja atrás cosas obsoletas (muchos de los modelos de negocio de las puntocom siguen funcionando hoy en día en bastantes empresas). Por eso prefiero llamarle Web Social. El problema viene cuando al amparo de la nueva moda surgen personajes y empresas que se autodenominan 2.0.

Si la web 2.0 es la web social, y si la web social influye en las empresas de la web a través de sus actividades, hablar de empresas de la web 2.0 es un error en la mayoría de los casos. Por ejemplo, las redes de blogs profesionales. Entiendo que los blogs fueron uno de los primeros y principales agentes de la Web social, al crear un subconjunto de la red donde cualquiera podía generar contenidos al mismo nivel (técnico) que los portales o periódicos. Además, creaban comunidad, “ponían cara” a los que los escribían y los leían y, por supuesto, eran gratis. Y no sólo eran gratis, sino que no había modelo de negocio porque no había negocio.

Eso quiere decir que ni Enrique Dans (y no tengo nada contra él, leo fervientemente cada día sus posts), ni Weblogs SL, ni Mobuzz son Web 2.0. Y me atrevo a poner nombres sin ninguna intención de crear conflicto, más bien de crear discusión. La Web 2.0 no es una evolución de toda la web, es una parte de ella, una nueva aplicación que se le puede dar. Cierto es que, aunque el modelo de negocio se mantenga, una empresa puede añadir ciertas características de colaboración y colectivización a sus sitios web, adaptándose al nuevo entorno tecnosocial1 y modelos de comunicación2.

Con esto no quiero decir que en la web social no haya lugar para empresas y actividad económica. Ni mucho menos. Pero el ámbito de actuación de las empresas en la web social es muy limitado, ya que en la gran conversación (como la denominan en el Cluetrain) podría ser contaminada por intereses mercantiles en perjuicio de los usuarios.

Por eso creo en una crisis de la Web 2.0. Porque la inteligencia colectiva no entra en crisis. Porque los blogs no van a morir. Porque la web social no está en crisis. Lo que está crisis, o estará en breve, son algunas empresas que, por lo vertiginoso de los cambios en la red y la caducidad de la moda 2.0, no encontrarán vías de financiación a sus proyectos. Está en crisis el meme de la Web 2.0. Afortunadamente.

Referencias

No quiero terminar sin desearte un feliz fin de año y comienzo del próximo. ¡Que disfrutes el 2009!